Mi agenda de este verano

¿Dónde podéis encontrarme este verano, seguir un curso conmigo, verme en el escenario, o en una conferencia, o en un encuentro de fin de semana?

Si todo sale según lo previsto, las citas que tendré con el público y con alumnos este verano serán las siguientes.

Del 30 de junio al 2 de julio en el Valle de Iruelas tendrá lugar Diodati se Mueve, con los Hijos de Mary Shelley. Se trata de una experiencia de fin de semana en un precioso valle junto al lago donde el viajero revive la sensación de encontrarse en Villa Diodati, rodeado de escritores con los que convive y de actividades artísticas. Yo seré una de las anfitrionas, como ya lo fui el año pasado. Encontraréis el programa y la información aquí o en el teléfono 618 48 57 71

El 7 y 8 de Julio me encontraréis en la Feria del Libro de Alicante, donde presentaré Llamadme Alejandra, Premio Azorín 2017, tanto en la Feria (día 7 a las 19:00h) como en Monovar, en la Casa de Azorín, el 8 a las 12:30 h.

El 24 y 25 de julio estaré en Teruel, en los Cursos de Verano de la Universidad de Zaragoza, como profesora del XVI Curso de psicopatología de la adolescencia. Frente al espejo: trastornos de la imagen y la conducta alimentaria, con el doctor Ruiz Lázaro como director. En mi espacio abordaré el tema de los trastornos de la alimentación que he tratado ya en Cuando comer es un infierno y Quería volar. Si queréis matricularos encontraréis el programa y la información aquí.

Del 24 al 27 de julio seguiré en Teruel, en los Cursos de Verano de la Universidad de Zaragoza, como directora del Curso de Creación Literaria Avanzado con Espido Freire. Son ya más de diez años los que cumple este curso. Este verano se enfoca a un trabajo intensivo en creación, y está abierto tanto para novatos (tendrán que trabajar un poco más) como a alumnos que ya han trabajado conmigo. Aún hay plazas y podéis apuntaros, desde luego. Encontraréis el programa y la información aquí.

El 15 de agosto estaré en Jaca, con El hogar del monstruo y la compañía Hijos de Mary Shelley, con mi Abril en Estambul. Será a las 22:30 en el Palacio de Congresos, como podéis ver aquí.

El 28 de agosto estaré en San Sebastián, en la UPV, como profesora del Curso Si volviera a nacer, con Javier Urra como director y Javier Sádaba y Juan Manuel de Prada como compañeros. Es un curso centrado en la psicología y el crecimiento personal, y yo abordaré el tema El peso de lo que hice, el peso de lo que no dije. Si se comporta como el de los años pasados, será un éxito. Encontraréis el programa y la información aquí.

El 30 de agosto estaré en Laredo, en la Universidad de Cantabria, donde tengo el honor de clausurar los cursos de verano con mi conferencia Alejandra, hace un siglo de todo aquello. Trataré el tema que preside mi novela Llamadme Alejandra, Premio Azorín 2017. Será en el Salón de Actos del Centro Cultural “Dr. Velasco” (C/ López Seña, 8 – Laredo) a las 20:00h. Tenéis la información aquí.

Y el 17 de septiembre a las 20:00h estaré en Estepona para inaugurar el Festival de Cine Fantástico Costa del Sol. Allí interpretaré con Fernando Marías Esta noche moriremos, y con posterioridad mantendremos un encuentro con el público.

Tenéis la información aquí.

Y esto será todo por este verano. Será maravilloso si nos vemos, y si no… leed, descansad, viajad, amad, y nos seguimos encontrando por aquí.

 

Anuncios

Los consejos de un Premio Nobel

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En 1999, después de ganar el Premio Planeta, la revista ¡Hola! me nombró uno de los personajes del año; el exhaustivo reportaje que nos dedicaron fue, sin duda, uno en los que más espantosa he aparecido. Aunque todo estuvo cuidadísimo (el estilismo, el Casino de Madrid, el catering…) la maquilladora, aún no sé por qué error, me transformó en una muñeca artificial. Era muy novata en el tema de prensa que no fuera estrictamente literaria, pero aprendí en ese momento la importancia de una fotografía mal tomada. Algo en lo que, por otra parte, toda la promoción del Planeta fue un master.
Pero, lecciones de imagen aparte, esa sesión inolvidable me permitió conocer a Camilo José Cela. Pese a su fama de devoraniños, fue cariñosísimo y atento conmigo: mucho más de lo que otros escritores de menor renombre y que despiertan más simpatían han sido. Para mi sorpresa, había leído mis novelas, me dio su opinión sobre ellas, y una serie de consejos. Algunos los guardo para mí. Uno de ellos fue que pensara a largo plazo. “Piensa en que escribirás toda tu vida, me dijo, como haré yo, si el Alzheimer me respeta, y que no hay prisa ninguna: en nuestra carrera gana quien perdura”.
Otro, que quiero compartir hoy con quienes me leéis, porque hace semanas que no lo aparto de mi mente, es el siguiente: “Haz que tu vida sea interesante. No para luego escribir sobre ella, quien solo tiene lo que vive para escribir aburre hasta a las ovejas. Sino porque eso te obligará a ser curiosa, a viajar, y cambiar constantemente; eso te mantendrá joven. Y aunque tus libros no tengan éxito, te llevarás esa vida contigo”. Aún me dijo algo más: “Haz lo que quieras, siempre, pero cuidado: eso no significa hacer lo que te de la gana, sino aquello que tu conciencia considere adecuado”.
He pensado a largo plazo desde entonces. He hecho siempre lo que he querido, aunque eso supusiera no ser comprendida, o no serlo en ese momento. Pero a veces se me ha olvidado que mi deber era convertir mi vida, día a día, en algo interesante. En este momento en el que todo parece enfocado hacia los demás, en que importa más que el maquillaje en la foto sea el adecuado que el trabajo por el que te han fotografiado, a veces se desdibuja lo importante. En los últimos meses lo he convertido de nuevo en uno de mis ejes de existencia. Algunas personas no saben por qué, pero me han notado un cambio. En realidad, son muchos, pero el primer paso ha sido aquel que me dejó, junto con su obra, el Premio Nobel: mi obligación moral de convertir mi vida en algo interesante cuando, sola con mi conciencia, la revise y la contemple.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

EspidoSanSebastian2

Pensé en contaros esto en el Hotel NH Aránzazu de San Sebastián. El vestido de seda de Mango, con un escote y un corte que no suelo llevar, recuerda con sus flores a un pensamiento dibujado en el aire. Las pulseras las encontré en un mercadillo, y los aros grandes vienen de HM. El bolso ya lo llevé en la recepción en el Palacio Real durante el último premio Cervantes. Este verano me he convertido en una adicta a la limonada con aroma a lo que sea, en este caso hierbabuena.

Y por lo tanto, ya que nos ha tocado la maldición china “Ojalá vivas en tiempo interesantes”, intentemos estar a su altura.