Querida Jane, querida Emily.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si en 2017 celebramos el 200 aniversario de la muerte de Jane Austen y yo, por mi parte, lo hice con artículos, dos viajes a los lugares en los que nació y murió, y un número que ya no recuerdo sobre ella y sus obras, 2018 me trae otro aniversario y otra escritora a la que adoro: hace 200 años nació Emily Brontë, poeta, leyenda literaria y autora de la genial Cumbres Borrascosas.

Eso supondrá, por mi parte, nuevos retos. Un viaje, al menos, a su casa y sus tierras con B the travel brand, y Viajes El País. anunciaré con suficiente tiempo para que quien desee acompañarme , lo haga. La reedición (ya sé que muy solicitada, pero no llego a todo) de Querida Jane, Querida Charlotte, mi libro de viajes sobre esas tierras, casi imposible de encontrar. Y más artículos, más conferencias, más difusión, porque parte de la labor ética del escritor es hablar de la literatura y no solo de lo que uno escribe y de su propio ego. Algo que, al parecer, más de una y más de uno olvida.

No puedo tampoco olvidarme de que el 17 de julio se cumplirán 100 años del fusilamiento de los zares de Rusia, algo de lo que hablo también en Llamadme Alejandra. Premio Azorín 2017, se encuentra en Planeta. Tendremos aún zarina para rato.

Por último, este año será para mí el del regreso al mundo clásico, para enseñarles a los chavales, a través de la novela juvenil, lo interesante que puede ser aprender historia, y sobre todo, viajar a través del imperio romano. Lo haré con Anaya infantil, con El chico de la flecha y su segunda parte.

Y espero poder compartir todo esto con vosotros.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En los Baños Romanos de Bath, con la luz dorada del atardecer, Nika Jiménez me tomó estas fotos. Ella insiste en que en este lugar no hay ni que editar luego las sombras de las imágenes, y yo debo darle la razón. Elegí un vestido del tejido de este año, el terciopelo, en uno de los colores del Pantone de este invierno, el granate de toda la vida, sofisticado ahora bajo el nombre Tawny Port. Llevo el anillo de serpiente de Aristocrazy. La cámara, como siempres, es My Pen Camera.

Anuncios

Una razón para vivir

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

De la película Una razón para vivir, dirigida por Andy Serkis, se ha dicho que destaca por sus preciosas imágenes, que convierten una dura historia real (de un día para otro un joven activo y recién casado, Andrew Garfield, se ve paralizado de cuello para abajo por el virus de la polio) en una lección de optimismo y vitalidad. También que resulta excesivamente sentimental, y que eso le resta cierta grandeza. Estoy de acuerdo con ambas afirmaciones.

Sin embargo, cuando la vi durante la Madrid Premiere Week, sentí que era un recordatorio para apreciar de nuevo algo que se me escapa y se me olvida una y otra vez: la importancia del presente, del disfrute de cada instante, sea o no perfecto, sea o no como lo habíamos imaginado.

El frío o el calor, la calle mojada porque acaban de regarla, con hojarasca y papeles. Pero por encima de nuestra cabeza, los árboles que reflejan la luz dorada en sus ramas rojas. El paso del tiempo que nos acerca a una cita, o la sensación extraña mientras se lleva a cabo. Lo inesperado. Lo previsible. El pequeño sobresalto de un contratiempo, la angustia que trepa por la garganta y que luego desciende, como la marea baja, cuando ha pasado. La fuerza que da la tozudez, el cariño o la rabia. O la inercia. No siempre existe algo grande, más poderoso que nosotros. Muy a menuda, las razones para vivir se agazapa en otros, en ver crecer a un niño o finalizar una venganza. No siempre es una causa noble. Tampoco nosotros nos comportamos con nobleza a cada momento. No importa demasiado. Quien resiste gana. Al menos por un momento más, gana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Premiere “Una razón para vivir”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El vestido que llevé a la Premiere era un modelo de la colección Tabancos de The 2nd SkinCo. con la manga muy trabajada y cintura algo alta, en gazaar de seda y algodón azul muy pálido, que ajusté con una cinta de raso negro. Lo combiné con pendientes de Verdeagua Style, de dos pares diferentes, un Turando y el otro de Katia. Los zapatos son unos negros básicos de Unisa, y el bolsito es mío, un vintage con cuentas de vidrio, muy pesado aunque sea tan pequeño. Las fotos son de Nika Jiménez.