Congreso en Nueva Delhi

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Me hubiera gustado acompañar esta entrada con unas maravillosas fotos en Nueva Delhi, quizás en algún jardín solitario y bucólico: pero yo viajaba a cargo del Instituto Cervantes, es decir, con dinero público, y lo coherente era hacerlo sola, y en clase turista; y sin mi fotógrafa y mano derecha, Nika Jiménez, no era viable.  Aún así, pese a que fotografiáramos en España, quiero contaros las conclusiones del Congreso Literario al que asistí, “Conversaciones en la frontera”.
La idea era que un puñado de autoras europeas nos uniéramos a escritoras indias, y conversáramos sobre sociedad, creación y, sobre todo, las mujeres. La realidad de todos nuestros países es compleja, y en ocasiones contradictoria; en algunos, entre ellos España, aún afrontan retos importantes, incluso básicos.
Quisiera contaros algunas de las frases que se dijeron, y que a mí me parecieron relevantes; no puedo reflejar todas, por desgracia. Las dejo ahí, para que penséis sobre ellas, hombres y mujeres, y decidáis si estáis de acuerdo con ellas, o no.
En la primera mesa redonda, “Mujeres viajeras, las  nuevas ciudadanas globales”, Sonia Serrano (Portugal) expresó que asociamos las imagen de los grandes viajeros a hombres: Ulises, Marco Polo, Cristóbal Colón… pero que las viajeras tenían acceso a casas particulares o a la realidad de mujeres vedadas a los varones. Su visión era y sigue siendo necesaria, pero, paradójicamente, muchas mujeres no pueden viajar, mucho menos, solas, y hay muchos países que advierten del peligro de hacerlo (entre ellos, la India, por cierto).
Francesca Marciano  (Italia) indicó que aprender una nueva lengua es una manera de rebelión, de romper con los orígenes y de querer conocer otras maneras de ser. Hay términos o conceptos que se encuentran en otros idiomas, no en el nuestro.
Mriral Pande (India) recorrió su país en programas de educación sexual y prevención contra el Sida y se encontró con problemas de lenguaje: para comenzar, el país que dio origen al Kamasutra no exitían palabras populares que se refirieran a los genitales que no fueran groseras. A las mujeres les daba vergüenza usarlas. Las clases desfavorecidas, literalmente, no entendían el idioma en el que estaban escritos los folletos, el empleado por los brahamanes. En la India, trabajar por la salud sexual pasa por crear un lenguaje positivo sobre el sexo.
Muriel de Saint Sauveur (Francia) despertó una gran envidia cuando manifestó que ella había crecido en una Francia que daba por hecho que podría hacer cualquier cosa; fue al viajar cuando descubrió realidades que creía superadas, y comenzó a escribir para expresar su desacuerdo. Miembro del Foro Mundial de las Mujeres, en sus investigaciones y llega a conclusiones como que las prioridades de las mujeres, fueran madres o no, eran la educación, los niños y mejorar las condiciones de sus familias. Tres temas de segundo plano en quienes se ocupan de temas mundiales. Dijo que no habría ni que aclarar que defender los derechos de las mujeres es defender los derechos humanos.
La segunda mesa, “Cultura pop y feminismo en las nuevas tecnologías” me resultó particularmente interesante. Jasna Strick (Alemania, y la más joven… solo 26 años) explicó que las amenazas que recibe por ser una activa feminista demostraban el debate que mantenía sobre ello su país. Según ella, ciertas discusiones no deben reducirse al ámbito de internet, sino al plano real.
Paromitha Vohra (India) indicó que las redes sociales permitían un tipo diferente de activismo para todos, incluidas las mujeres, y que también permitían defender o apoyar a mujeres en la distancia. Es más, dijo que el anonimato en internet podía ser muy creativo para atacar o defenderse. También dijo, y me encantó su perspectiva, que permitía una expresión inédita de qué querían y cómo querían mostrarse las mujeres, sin intermediarios, y enormes posibilidades de realizar proyectos artísticos. Por ejemplo, juzgar los selfies femeninos como pura expresión de vanidad limita sus posibles sentidos, desde la aceptación de quién soy y cómo deseo ser vista a la frivolidad. La vanidad femenina está prohibida: la belleza nunca puede ser admitida por una misma: parece que tengan que ser los otros quienes la reconozcan.
Bee Rowlatt (UK, mamá de 4 hijos que estaban allí, escuchándola) afirmó que un problema de las redes sociales es que se desconoce a qué enemigo nos enfrentamos ni su enemigo real. Tampoco es nuevo: Mary Wollstonecraft, por ejemplo, fue en su época acosada y vilipendiada por sus ideas.
Las tres coincidieron en que las mujeres tienen menos acceso y menos conocimiento de tecnologías, y que enseñarles a manejarlas, sobre todo a las mayores, porque eso les permitía desde un puesto de trabajo, a que conocieran información por ellas misma, sin filtros de otros.
La tercera mesa, la mía, era “Escribir en el s. XXI; mujeres del renacimiento”. Elisa Brune (Bélgica)dijo que cuando ella crecía la lucha por la igualdad estaba casi conseguida, y que buscó otro terreno para hacer algo, como el estudio del placer en las mujeres. Descubrió con sorpresa que el acceso al placer femenino era muy difícil en todos los países, y está muy lejos de lograrse incluso en lugares con alto grado de democracia y cultura.
Anna T. Sabo (Hungría) contó que la memoria escrita era un reino de hombres, y la oral, de mujeres, de ahí la importancia de que las mujeres dejen su vida por escrito, como legado.
Annie Zaidi (India), ha recopilado 2000 años de literatura escrita por mujeres. Abundaba la literatura religiosa y espiritual que reivindica la huida de las pesadas tareas domésticas. Otro tema recurrente era la lucha por acceder a la educación, algo muy complicado de conseguir, y muy fácil de perder.
Y yo, (España) hablé un poco de todo. Dije que un viaje no permitía una vuelta atrás: somos el resultado de lo que hemos sido,  y no podemos negarlo. Que una vez sufrida una experiencia vital extrema no se puede volver atrás: a lo sumo, puede olvidarse, y eso no trae nada bueno ni al individuo ni a la sociedad. Que yo no solo quería ser un personaje en manos de otros, sino una voz. Dije que aquello no expresado con la palabra lo gritará el cuerpo. La palabra sana, cura y repara. Que la belleza continuaba siendo un problema para la mujer: mal si se tenía, mal si no se tenía. Y que necesitábamos más ejemplos, más roles para las niñas y las jovencitas, que se las escuche y que no solo se las vea.
¿Os hubiera gustado participar? Yo he regresado llena de ideas y de ganas de trabajar, de expresarme mejor y de romper mis límites.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA  Para hablar precisamente de empoderamiento he escogido este vestido de flecos verde de HM, edición especial,  con complementos dorados: los zapatos de Paco Gil, el collar regalo del pintor Juan Adriansens y su esposo, pendientes de oro y un maxianillo de zirconitas que compré en Italia . Llevo una manicura irregular de Essie, y maquillaje de Chanel.

Las fotos fueron sacadas en el Parque de Eva Perón, en Madrid. Y, un paso tras otro, reforzada por lo aprendido, quiero seguir adelante.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Congreso en Nueva Delhi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s